Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

LA FARMACIA DE PUJERRA, PECULIARIDADES DE UNA BOTICA RURAL

Panorámica
Senderos
Busto del Rey Wamba
Ayuntamiento de Pujerra
Ayuntamiento de Pujerra
Ayuntamiento de Pujerra  • ayuntamiento@pujerra.es  • 952 183 513
Ayuntamiento de Pujerra
Ayuntamiento de Pujerra  • ayuntamiento@pujerra.es  • 952 183 513
Noticias

LA FARMACIA DE PUJERRA, PECULIARIDADES DE UNA BOTICA RURAL

La farmacia de Pujerra, en contraposición a las farmacias ubicadas en pueblos mayores o en ciudades, tiene una serie de peculiaridades especialmente relacionadas con el trato a los clientes y vecinos del municipio que la hacen especial.
     Leopoldo Cuadrado, farmacéutico de Pujerra y Mónica Ayala, auxiliar de farmacia, han explicado que existen notables diferencias entre las farmacias de una ciudad y la de un pequeño pueblo. Por ejemplo, han afirmado que conocen a todos los clientes del establecimiento por su nombre y apellidos, así como también los medicamentos que habitualmente toma cada uno de ellos, por lo que no dudan en orientarles en todo momento e incluso en adelantarles determinada medicación que precisen en caso de que el paciente, generalmente de edad avanzada, la haya agotado. Ambos han reconocido que “el trato con los clientes siempre es agradable y cercano, lo que profesionalmente también es muy gratificante”.
     Muchas de las personas mayores de Pujerra toman prácticamente el mismo tipo de tratamientos que se utilizan generalmente para combatir el colesterol, la hipertensión o la diabetes, aunque la farmacia de Pujerra tiene básicamente los mismos tipos de medicamentos que otras farmacias, ya que la ley obliga a disponer de unas existencias mínimas, aunque evidentemente el stock se adapta al volumen de clientes.
     Por otro lado, y para evitar que las personas mayores con problemas de movilidad y demandantes de medicamentos se desplacen hasta la botica, es la propia auxiliar de farmacia la que, amablemente, se los entrega a cada uno de ellos en sus propios domicilios, hecho por el que los ancianos se muestran muy agradecidos.
     En la práctica, esta botica se encuentra de guardia las 24 horas del día durante los siete días de la semana con el objetivo de que los vecinos de la localidad dispongan de los medicamentos que les sean imprescindibles en cualquier momento. En este sentido, y debido a la distancia existente respecto al hospital más cercano, este establecimiento también está provisto del material médico necesario para atender a personas que pudieran sufrir un accidente o encontrarse en situación de emergencia mientras llega el personal sanitario.
     Últimamente la tasa de natalidad de Pujerra se ha visto significativamente incrementada, por lo que desde hace algún tiempo, además de los medicamentos habituales, también se están vendiendo una mayor cantidad de pañales, biberones o cremas corporales para bebés.
     Por otra parte, el titular de la farmacia ha comentado que “debido a la escasa población del municipio hay veces que nos cuesta llegar a fin de mes porque, aparte de los medicamentos, es complicado vender otro tipo de productos como por ejemplo perfumes o cosméticos, que nos dejan más margen de beneficio. Por tanto, en contraste con las farmacias de núcleos urbanos mayores nuestro porcentaje de venta libre es muy pequeño”. Por último, Leopoldo Cuadrado y Mónica Ayala han animado a todos los pujerreños a continuar apostando por este comercio local pese a que en algunos casos sus precios no puedan competir con los de las grandes superficies ya que, con ello, contribuirán a que la farmacia de Pujerra pueda seguir ofreciendo su imprescindible servicio en el pueblo.