Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

PUJERRA DIALOGA CON LA DIÓCESIS SOBRE EL ARREGLO DE SU IGLESIA

Panorámica
Senderos
Busto del Rey Wamba
Ayuntamiento de Pujerra
Ayuntamiento de Pujerra
Ayuntamiento de Pujerra  • ayuntamiento@pujerra.es  • 952 183 513
Ayuntamiento de Pujerra
Ayuntamiento de Pujerra  • ayuntamiento@pujerra.es  • 952 183 513
Noticias

PUJERRA DIALOGA CON LA DIÓCESIS SOBRE EL ARREGLO DE SU IGLESIA

El Ayuntamiento de Pujerra está manteniendo conversaciones con la Diócesis de Málaga para llegar a un acuerdo que permita la reparación de la Iglesia del Espíritu Santo del municipio, cuya cubierta se encuentra en mal estado y provoca que el templo presente humedades y entre agua a su interior, como viene ocurriendo desde tiempo atrás en jornadas lluviosas.
     Francisco Macías, alcalde de Pujerra, ha explicado que el ayuntamiento lanzó una primera propuesta a la diócesis en la que se ofrecía a sufragar los gastos del arreglo del tejado de la iglesia a cambio de la cesión al municipio de un local anexo, conocido como ‘Teleclub’. En respuesta, la institución eclesiástica ha planteado la opción de costear con fondos propios el proyecto de reparación de la cubierta del templo, haciendo uso también de lo recaudado por los vecinos de Pujerra en los últimos meses con diferentes iniciativas benéficas. Además, la diócesis ha propuesto que el ayuntamiento costee el arreglo del tejado y la adecuación de las instalaciones del local anexo, a cambio de la cesión de la planta alta del inmueble.
     El regidor ha manifestado que el consistorio está dispuesto a aceptar la proposición de la Diócesis de Málaga, de la misma forma espera formalizar el acuerdo en próximas fechas con el objetivo de minimizar los daños y desperfectos que presenta la iglesia y que podrían aumentar con el paso del tiempo si no se actúa con premura.
     La Iglesia del Espíritu Santo de Pujerra es una auténtica joya arquitectónica que tuvo sus orígenes a principios del siglo XVI tras la rebelión mudéjar en la que se expulsó a los musulmanes, aunque previamente, en el otoño de 1500, la antigua mezquita había sido convertida en la actual iglesia mediante la consagración del mismo templo que los musulmanes utilizaban para realizar sus cultos.
     La Parroquia del Espíritu Santo tiene una arquitectura característica de las iglesias del siglo XVI. La construcción cuenta con una sola nave, por lo que también se denomina “de cajón”, y disponía de un sencillo artesonado mudéjar; el actual responde al mismo estilo, aunque es fruto de la restauración que se hizo de la iglesia hace unos años. Quizá el elemento arquitectónico más llamativo de la iglesia sea su original espadaña, donde se sitúan las campanas. La principal singularidad de esta estructura, construida en el siglo XVIII, radica en que se ubica en una de las esquinas del templo adaptándose al ángulo de la misma. Además, antaño la sacristía se situaba en lateral de la iglesia que da a la plaza, ocupando parte de este espacio, pero tras unas reformas se decidió colocar la sacristía en el lateral opuesto, junto al “Teleclub”, que también fue creado a través de una obra parroquial en los terrenos del antiguo cementerio.
     En un principio la Iglesia de Pujerra perteneció a la Parroquia de Cenay, hoy despoblado, aunque poco a poco se fue conformando como una importante parroquia y se hizo cabecera de otras como la de Bentomíz, Igualeja, Parauta,… La primera mención de párroco en la Iglesia del Espíritu Santo se remonta a 1525 y, además, se han hallado datos que confirman que, a principios de la década de 1560, el beneficiado de todas las iglesias próximas se encontraba ya residiendo en Pujerra. Más adelante, incluso, la iglesia de Moclón era atendida y administrada por los beneficiados de Pujerra, sobre todo en el siglo XVIII, cuando asistían espiritualmente a los trabajadores extranjeros instalados en la Fábrica de Hojalata de San Miguel, hoy, al igual que dicho despoblado, en término de Júzcar. En definitiva, existe diversa documentación en la que aparecen noticias y apuntes de la Iglesia del Espíritu Santo a lo largo de la historia, parroquia que, en la Guerra Civil, fue desacralizada y utilizada como almacén durante el corto periodo de dominio republicano en la zona.